Sniace solicita la liquidación ante la imposibilidad de abonar sus deudas

La decisión se produce 24 horas después de que Cogen cancelase el contrato para el arrendamiento y gestión de la explotación de su planta en Torrelavega (Cantabria)

Sniace liquidación

Sniace ha acordado solicitar mañana la liquidación de la sociedad ante la imposibilidad de "mantener la viabilidad financiera de la compañía y atender en tiempo y forma sus obligaciones de pago", ha informado el Consejo de Administración de la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Según explica el comunicado, una vez que el juez dice el auto de liquidación, se producirá la  suspensión del ejercicio de las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio, el nombramiento de administradores concursales, el vencimiento anticipado de los créditos concursales aplazados y el inicio de las operaciones de liquidación. 

La empresa había puesto en marcha varias medidas para sanear su patrimonio y finanzas, entre las que estaban el aumento de capital, la búsqueda de inversores o la renegociación de la deuda concursal. Sin embargo, "la drástica caída de los precios de la celulosa dissolving, de la fibra viscosa y del precio de venta de la electricidad" junto con la decisión de Cogen Energía España de dar por terminado el 29 de febrero el contrato suscrito en 2017 para el arrendamiento y gestión de la explotación de la planta de congeneración, han acabado con el interés de estos posibles inversores y "truncado la evolución de las actuaciones" que se estaban realizando para sanear la empresa, explica Sniace.

La compañía había sido suspendida de cotización por la CNMV desde este jueves después de que ayer informase de que la continuidad de las actividades de su planta en Torrelavega (Cantabria) estaba en peligro tras la cancelación, cinco años antes de lo previsto, del contrato por parte de Cogen. De hecho, esta empresa informó ya ayer a Gas Natural Comercializadora de la resolución del contrato de suministro de gas natural a la planta de Torrelavega y trasladó a General Electric la resolución de los contratos de arrendamiento y prestación de servicios de mantenimiento de los dos equipos turbogeneradores ubicados en esta planta, también para el 29 de febrero.

Cogen explicó que su decisión era consecuencia de las pérdidas soportadas por la gestión de la planta de cogeneración, pero "fundamentalmente por la aplicación inminente" de los nuevos parámetros retributivos de la producción de energía eléctrica recogidos en la propuesta de orden ministerial distribuida el 9 de enero de 2020 por el Ministerio para la Transición Ecológica. Según Cogen, esta aplicación provocará este ejercicio unas pérdidas en esta planta de Sniace de más de nueve millones de euros, en línea con las estimaciones hechas por de la Asociación Española de Cogeneración (Acogen), que ha mostrado su "preocupación" ante "el brusco e inesperado" ajuste propuesto en la retribución del sector, estimado por la patronal en unos 450 millones de euros y que llevará a las empresas, con sus presupuestos cerrados, a un escenario de "'números rojos'" y "alarma" para los inversores.

El comité de empresa de Sniace se reunió ayer durante casi tres horas en las oficinas de la fábrica para exigir a la dirección que procediera al pago de la última nómina, que suponía entre 900 y 1.200 euros de media por trabajador. 

Normas