Industria

El CEO de Siemens ve “necesario” el equilibrio de intereses con Iberdrola en Gamesa

No se pronuncia sobre la posible compra del 8% en manos de la eléctrica

El consejero delegado de Siemens, Joe Kaeser.
El consejero delegado de Siemens, Joe Kaeser.

El consejero delegado de Siemens, Joe Kaeser, ha asegurado que es preciso "equilibrar" los intereses de Siemens y de Iberdrola dentro de Siemens Gamesa. Los dos accionistas del fabricante de aerogeneradores están enzarzados en una batalla judicial iniciada por la eléctrica española sobre la gestión y el grado de detalles con el que el consejo de Siemens Gamesa, en el que participa Iberdrola, recibe información sobre pedidos y negocio.

"Iberdrola no es nuestro único cliente. Tenemos otros clientes, que se preguntan si hay problemas con que en el consejo esté uno de sus competidores. Lo que tenemos que hacer es equilibrar esos intereses", aseguró Kaeser en una entrevista a Bloomberg Television realizada en el Foro Económico Mundial en Davos.

Sobre la posibilidad de que Siemens compre la participación de Ibedrola en Siemens Gamesa (ambas empresas tienen un 59% y un 8%, respectivamente), Kaeser no quiso pronunciarse, asegurando que tener a Iberdrola como cliente y accionista es "bueno y un reto".

Pese a los encontronazos judiciales, algunas perspectivas de acuerdo se abrieron después de que ambos grupos solicitaran ayer la suspensión de la vista, prevista para las 10 de la mañana en la sala 22 de los juzgados de Bilbao, sobre una de las dos demandas planteadas por la eléctrica.

En noviembre la agencia Bloomberg publicó que Siemens estaría estudiando comprar la participación del 8% que tiene Iberdrola en Siemens Gamesa. La eventual adquisición se cerraría con prima sobre el precio de mercado y llevaría la participación de la multinacional alemana hasta el 67%.  La multinacional alemana está preparando la salida a Bolsa de su división de energía, en la que está encuadrada Siemens Gamesa.

Antes de la entrevista, Kaeser participó en una cena con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la que, además de alabar el crecimiento económico del país y pedir que se trate a Siemens como una empresa americana (tiene 50.000 empleados), urgió a Trump a escuchar las demandas de los jóvenes sobre el clima. "La gente joven tiene un problema y no sabe cómo solucionarlo; nosotros deberíamos sentarlos a la mesa", asegura que dijo.

Normas