Continental se va de Barcelona y deja en el limbo a 760 empleados

Presentará un ERE de extinción el próximo 5 de febrero

Continental despidos
Fábrica de Continental en Rubí (Barcelona).

Continental Automotive abandona Cataluña 30 años después. Así se lo anunció ayer el fabricante alemán de componentes para automovíles al consejo de trabajadores de la factoría de Rubí, en Barcelona, después de que no haya conseguido, hasta la fecha, vender la factoría. En noviembre del año pasado, empleados y empresa se sentaron a negociar los planes de despido de la compañía, como parte del plan de reestructuración que está llevando a cabo Continental a nivel global.

La multinacional germana cerrará plantas en Estados Unidos (EE UU) y Europa para hacer frente a la caída mundial de la producción de automóviles, lo que supondrá el despido de 5.000 personas durante la década 2019/2029. En la planta de la localidad barcelonesa trabajan unas 760 personas.

Según excplicó a CincoDías el secretario general de Industria de CC OO en Vallès Occidental, Josep Rueda, la empresa alemana presentará un ERE de extinción el próximo 5 de febrero para toda la plantilla. En la reunión de ayer, Continental también aseguró a los trabajadores que hay tres empresas de capital español interesadas en comprar la factoría, aunque no les ha revelado el nombre.

Según informó Efe, empresa y sindicatos han sido citados hoy en Barcelona por la conselleria de Treball para abordar la situación en la fábrica de Rubí. Rueda precisó que Continental tiene asumido que se marchará de Rubí y que “forzará” a los trabajadores para dejar cerradas las condiciones de salida antes de que se produzca la venta de la instalación, donde ensambla pantallas y controles analógicos para automóviles.

Además, el sindicalista indicó a este diario que Continental tiene trabajo asegurado en la localidad catalana hasta 2021 y que el cierre no será ipso facto.

En este sentido, Continental garantizó en un comunicado que para asegurar la continuidad de la planta y de los puestos de trabajo está negociando con distintos grupos empresariales e inversores de distintos sectores, y estimó tener resultados a finales de este mes, matizando que la reindustrialización está condicionada a la aprobación del consejo de administración.

Asimismo, la firma alemana apuntó que en caso de que estas negociaciones no acabaran desembocando en la venta habría “una reducción paulatina” de la producción y el cierre final, algo que no se haría efectivo antes de finales de 2021.

Jornadas de paro

La plantilla tenía convocado un segundo día de huelga para mañana con el objetivo de desencallar la situación, después que el pasado 15 de enero llevaran a cabo el primero de los dos días de paro de 24 horas. Continental justifica su decisión de vender la fábrica en su apuesta por la movilidad eléctrica, que, según la propia empresa, requiere de “ajustes” en producción en varias plantas de todo el mundo.

Normas