Kia invertirá 22.500 millones hasta 2025 en electrificación y movilidad

La firma surcoreana presenta su estrategia con la que prevé alcanzar un margen operativo del 6%

Kia invertirá 22.500 millones hasta 2025 en electrificación y movilidad

El grupo Hyundai anunció a principios de mes su estrategia de aquí a 2025 con la que mejorar su competitividad empresarial a través de innovaciones de costes con nuevas ideas y tecnologías. Hoy le ha tocado a Kia, que compone junto con Hyundai el consorcio surcoreano, hacer público su plan a medio y largo plazo.

A través de dicho plan, la compañía invertirá 29 billones de wones (22.500 millones de euros) hasta 2025 con el objetivo de ser líder en electrificación de vehículos y diversificar su negocio. Al final de este periodo, la empresa prevé alcanzar un margen de beneficio operativo del 6% y una rentabilidad financiera sobre fondos propios (ROE) del 10,6%, asegurando así el capital necesario y maximizar el valor para los accionistas.

"A medida que la industria de automoción experimenta turbulentos cambios, hoy es también un momento oportuno para que Kia Motors se transforme radicalmente en una empresa global dedicada a encabezar las innovaciones basadas en el valor para el cliente. Kia Motors innovará activamente para asumir los retos que se avecinan, identificando y capitalizando nuevas oportunidades para impulsar la empresa", señaló Han-woo Park.

En este contexto, para finales de 2025, la firma asiática planea ofrecer 11 vehículos puramente eléctricos y alcanzar una cuota mundial del mercado de este tipo de vehículos, excluyendo a China, del 6,6%. También aspira a que el 25% de sus matriculaciones corresponda a modelos "respetuosos con el medio ambiente".

El primero de estos 11 eléctricos se lanzará en 2021 y tendrá una autonomía de 500 kilómetros y un tiempo de carga de alta velocidad inferior a 20 minutos.

El objetivo de Kia es entregar 500.000 eléctricos al año y un millón de electrificados (híbridos, híbridos enchufables y de hibridación ligera) a partir de 2026 y también sin contar con el mercado chino.

Además, espera que las ventas de vehículos de combustión crezcan hasta 1,05 millones de unidades en los mercados emergentes hasta 2025, gracias a la racionalización de las gamas de modelos, a la reducción de los costes de desarrollo, la optimización de las especificaciones y otras mejoras.

De cara a maximizar el valor para el accionista, Kia mantendrá el ratio de reparto de dividendos del 25/30% a corto plazo, mientras considerará la recompra de acciones y aumentará la tasa de pago en el medio y largo plazo.

Por otro lado, diversificará su negocio para ofrecer servicios de movilidad ecológica centrados en la conducción eléctrica y autónoma en las principales ciudades del mundo. Asimismo, entrará en el mercado de los vehículos especializados, donde se espera que crezca la demanda debido al auge del comercio electrónico y el uso compartido de vehículos.

El 'Plan S' de Kia se enmarca dentro de la estrategia que anunció el grupo Hyundai a principios de mes y fue presentado el pasado 14 de enero por el presidente y consejero delegado de Kia Motors, Han-woo Park, ante los accionistas, analistas y agencias de calificación crediticia en el 'Investor Day' de la compañía.

En total, el consorcio surcoreano invertirá 100 billones de wones (unos 77.000 millones de euros) en los próximos cinco años, con una cantidad anual de 20 billones de wones (unos 15.000 millones de euros).

De este modo, Kia-Hyundai Motor Group planea contar con 44 modelos electrificados para 2025, incluyendo 13 híbridos, seis híbridos enchufables, 23 eléctricos de batería y dos eléctricos de pila de combustible. También introducirá un nuevo sistema de desarrollo de arquitectura EV que aplicará a los modelos cuyo lanzamiento está previsto para el año 2024.

Normas