El FMI recorta dos décimas su previsión de PIB para España, la mayor de las grandes economías

El organismo rebaja al 1,6% su estimación de avance de la economía española para este año y el que viene

El FMI recorta dos décimas su previsión de PIB para España, la mayor de las grandes economías pulsa en la foto

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha vuelto este lunes a recortar su previsión de crecimiento para España, tanto para este año como el que viene debido al freno, mayor de lo esperado, del consumo y el comercio exterior. El organismo que dirige Kristalina Georgieva estima que la economía española crecerá este año al 1,6%, dos décimas menos de lo previsto en su última actualización de octubre, y una décima menos en 2021, estabilizándose en el 1,6%. La rebaja de dos décimas es la más importante de las principales economías avanzadas, cuyas previsiones se mantienen prácticamente sin cambios desde octubre.

También revisa a la baja sus previsiones de avance de la economía mundial, hasta el 3,3% este año y el 3,4% en 2021, una y dos décimas menos respectivamente respecto al trimestre pasado, ya que a pesar de una cierta relajación de las tensiones comerciales, se ve lastrada por el frenazo de las economías emergentes, en especial de India.

En su último informe actualizado de Perspectivas de la Economía Mundial, el FMI ha decidido recortar sus previsiones para España "debido a las secuelas de una desaceleración más marcada de lo previsto de la demanda interna y de las exportaciones en 2019". Hay que señalar, no obstante, que en la actualización de octubre pasado, el organismo no tuvo en cuenta las correcciones publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en septiembre, que revisaron a la baja al avance del PIB en la serie histórica de 2018, 2017 y 2016.

El recorte del pronóstico de avance de la economía española se produce horas antes de que la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, se reúna esta tarde con los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, el Eurogrupo, en la que se prevé que traslade las líneas maestras de la política económica del nuevo Gobierno y su compromiso con la disciplina presupuestaria a través de políticas que impulsen el crecimiento y reformas estructurales.

Afianzamiento del crecimiento en la eurozona

Los datos del FMI muestran que la desaceleración del PIB español continuará este año, después de crecer el 2% en 2019, pero que se estabilizará en 2021 en el 1,6%. Una evolución distinta de la de sus principales socios europeos, cuyas economías recobrarán ya cierto impulso este año, tras verse en 2019 más perjudicadas por la inestabilidad del comercio internacional y las tensiones comerciales. En efecto, el FMI prevé un "afianzamiento" de la zona euro, gracias "a las mejoras proyectadas de la demanda externa".

A pesar de ello, España seguirá creciendo por encima de la media de los países del euro, que avanzarán al 1,3% este año (una décima menos que en octubre) y al 1,4% el que viene (sin cambios), desde el 1,2% del año pasado. 

Según las estimaciones del organismo, Alemania crecerá este 2020 al 1,1%, una décima menos de lo previsto en el último trimestre, debido a que su sector manufacturero aún seguía contrayéndose a finales de 2019 por la guerra comercial, indica el FMI, pero avanzará hasta el 1,4% en 2021. Ello supone una recuperación notable de su economía, tras esquivar el pasado año la recesión técnica y cerrar el ejercicio con un avance del 0,5%.

Francia, por su parte, se mantiene sin cambios, y crecerá este año y el que viene al mismo ritmo que en 2019, en el 1,3%, mientras que Italia sale del estancamiento, y avanzará un 0,5% este 2020 y un 0,7% en 2021, después de sellar el año pasado con un crecimiento exiguo de apenas el 0,2%.

Menos riesgos para la economía mundial, pero mayor ralentización de los emergentes

Pronóstico agridulce para la economía global. A pesar de que el FMI prevé un "repunte moderado" de la actividad mundial gracias a la disminución de riesgos a la baja respecto a octubre de 2019, pronostica un crecimiento algo más débil por los "resultados inesperados negativos" en algunas economías emergentes, entre ellas India, Brasil o México. Así, estima que tras cerrar en el 2,9% el año pasado, el PIB mundial avanzará un 3,3% este 2020 y un 3,4% en 2021, una y dos décimas menos respecto al último trimestre.

Esta rebaja se produce especialmente por el notable frenazo de la economía india, que avanzará este año 1,2 puntos menos de lo esperado hasta el 5,8%, y nueve décimas menos en 2021, hasta el 6,5%, por la desaceleración de la demanda interna debido a las tensiones del sector financiero y a una menor concesión de crédito. 

China, por su parte, continuará desacelerándose gradualmente, desde al 6,1% de 2019, hasta el 6% este 2020 y al 5,8% en 2021 (una décima menos), lastrada por el aumento de las barreras arancelarias. Mientras, para Estados Unidos, el FMI prevé que el crecimiento siga moderándose, del 2,3% en 2019, al 2% en 2020 (una décima menos que en octubre) y 1,7% en 2021, debido a la vuelta a una política fiscal neutra. Con todo, el organismo dirigido por Georgieva destaca la mejora de las relaciones entre ambas potencias y el consecuente relajamiento de la tensión internacional "por noticias intermitentes favorables acerca de las negociaciones comerciales".

Georgieva advierte, sin embargo, de la "agudización del descontento social" en los últimos meses en Hong Kong, Chile, Iraq o el Líbano, debido en ciertos al deterioro de la confianza en las instituciones y "la falta de representación en las estructuras de gobierno". Llama además a afianzar una cooperación multilateral más estrecha, a fomentar la inclusividad y a apuntalar la arquitectura tributaria internacional. 

Normas