Banca

BBVA espera que Turquía vaya "aún mejor" en 2020 que en 2019

El consejero delegado del grupo asegura que la filial del país turco fue la gran sorpresa del pasado ejercicio

Nueva oficina de BBVA
Nueva oficina de BBVA

El consejero delegado de BBVA, Onur Genç, ha asegurado que los buenos resultados obtenidos en Turquía y la evolución económica del país fueron una gran sorpresa positiva para el grupo en 2019 y en 2020 irán “aún mejor”.

El número dos del grupo que preside Carlos Torres se encontraba el viernes de visita en Turquía, su tierra natal, para reunirse con los responsables de Garanti BBVA, la filial del banco en
ese país y en la que inició él su andadura en el grupo de origen español, en el marco de una gira que está realizando por los países donde opera la entidad, según un comunicado remitido el viernes.

Pese a las turbulencias económicas, que empiezan a estabilizarse, con unas previsiones que apuntan a una “recuperación en forma de uve” para 2020, Garanti BBVA contribuyó hasta septiembre a los resultados del grupo con un beneficio atribuido de 380 millones de euros. Al cierre de 2019 los expertos prevén que Garanti aporte al grupo prácticamente el doble de lo previsto a finales del pasado ejercicio y, por tanto, aporte entre 443 y 450 millones de euros.

Para este ejercicio, los indicadores apuntan a una mejora, y la entidad prevé que siga mejorando la calidad crediticia, con lo que se reducirá la necesidad de provisiones y esto, unido al incremento de los ingresos, conducirá a un aumento de la rentabilidad sobre activos medios (ROAE) entre el 15% y el 20%.
Con 73.000 millones de dólares en activos totales, Garanti BBVA es el segundo mayor banco privado de Turquía y tiene 17 millones de clientes y una red de 920 oficinas, al tiempo que está también en la vanguardia de la banca digital, con un 71% de clientes digitales.

Garanti cambió de consejero delegado en agosto del pasado año. Volvió a fichar a Recep Bastug, que sustituyó a Fuat Erbil, quien dejo el el grupo para emprender nuevos proyectos.

La divisa turca se convirtió también el pasado año en uno de los retos para BBVA por su devaluación.

El trimestre pasado el consejero delegado advertía que aún había que mantener la “prudencia” sobre el devenir de la filial turca en la que BBVA había puesto tantas esperanzas. El banco cuenta con un 49,85% de Garanti, participación que costó a BBVA 7.000 millones de euros en tres compras realizadas entre 2010 y 2017. Su valoración en libros es de 4.000 millones, unos 30 millones menos que en diciembre de 2018.

Turquía aportó un 9,8% de las ganancias del grupo en 2018.

La entidad financiera incrementó la cobertura de los resultados esperados para el ejercicio que acaba de finalizar en Turquía hasta el 75%. Esta cobertura tiene un promedio de entre el 30% y el 50% en los mercados donde opera el grupo español.

Normas