Sanitas comprará hospitales y clínicas en México durante 2020

Bupa encargó a su filial en España liderar la expansión en Latinoamérica

Sanitas México
Iñaki Peralta, director general de Sanitas Seguros y Bupa México

Bupa, la mutualidad británica propietaria de Sanitas, quiere aumentar su presencia en México. La dirección de la aseguradora española ha recibido el encargo de la matriz de liderar el crecimiento del grupo en Latinoamérica. Los planes de la entidad contemplan la adquisición de clínicas médicas y hospitales en México este mismo año.

“El grupo está muy interesado por crecer en México. Valoran mucho el potencial económico de un país que tiene casi 130 millones de habitantes”, explica Iñaki Peralta, director general de Sanitas Seguros y Bupa México.

Este directivo lleva meses viajando al país norteamericano para analizar las posibilidades de expansión. Bupa cuenta con presencia allí desde años, con una cartera de 54.000 clientes, pero quiere dar un salto cuantitativo y cualitativo.

El círculo virtuoso de la digitalización

El año pasado, más del 10% de las consultas médicas tramitadas a través de Sanitas, fueron videollamadas. El objetivo acabar 2020 en el 20%. “Es una meta muy ambiciosa, que tal vez tardemos algo más en alcanzar, pero la clave es que estamos liderando la transformación digital de la atención médica”, explica Iñaki Peralta.

Según explica el directivo, la fidelidad de los usuarios de videoconsultas es “altísima”, con cerca del 90% repitiendo el servicio. Además, la satisfacción del cliente por este servicio es “excepcional”.

“No se apostó por la digitalización para ahorrar costes, sino para mejorar la atención al paciente y creemos que la experiencia que estamos acumulando nos puede ser muy útil para México”.

“Todo el desarrollo tecnológico que hemos realizado en España, con la digitalización de muchas consultas y servicios médicos, puede tener una aplicación directa y muy provechosa a nuevos productos que lanzaremos en México”, asegura el directivo.

El objetivo fijado por Bupa es lograr un crecimiento sostenible, diversificando los canales de distribución y duplicando la cartera de clientes en tres años con nuevos productos y aplicando las mismas ventajas que ofrece la digitalización.

El acceso a los cuidados médicos está extremadamente segregado en México. Una pequeña élite (menos del 10% de la población), dispone de seguros privados que, casi siempre, les permiten acceder a hospitales de Estados Unidos. El grueso de la ciudadanía mexicana depende de la sanidad pública.

“El sistema sanitario mexicano funciona bastante bien, como el español, pero creemos que podemos aportar algunas soluciones que priorizan el cuidado al paciente, la digitalización y la prevención”, comenta Peralta.

Los seguros que ahora tiene Bupa México se centran en empresarios, profesionales con alta cualificación, directivos, e incluyen asistencia en Estados Unidos. Dentro del nuevo plan estratégico, el objetivo es crear pólizas más asequibles para que lleguen a una mayor proporción de la población. Con la compra de clínicas y hospitales, el grupo podrá garantizar mantener los costes de los servicios más controlados.

El liderazgo asumido por los directivos de Sanitas para el desarrollo de Bupa en Latinoamérica se inició en 2014, cuando el grupo británico tomó una participación en Cruz Blanca Salud, uno de los mayores grupos de salud de Chile, con ventas por encima de los 1.000 millones de dólares. En 2017, el grupo abrió un gran hospital, tras invertir 140 millones de euros.

El consejero delegado de Sanitas, Iñaki Ereño, fue el encargado de seleccionar y materializar esta operación.

El grupo mutualista también cuenta con presencia en Brasil, además de otros países no latinoamericanos, como Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Turquía, Polonia y Hong Kong.

Normas