Así quedó el cristal de un Model 3 tras el impacto de un 'martillo volador' (vídeo)

Así quedó el cristal de un Model 3 tras el impacto de un 'martillo volador' (vídeo)

El vídeo impresiona por la brutalidad del impacto.

Todos sabemos lo peligroso que es que cualquier objeto, por pequeño que sea, impacte en la luna frontal de nuestro coche cuando circulamos a una velocidad importante. Una piedra, por reducido que sea su tamaño, se convierte en una pequeña bala cuando circulamos a 120km/h. o más. Así que confiar en la suerte, pero sobre todo en la resistencia de nuestra luna, es fundamental.

Así las cosas, pocas veces quedan evidencias de lo peligrosos que son esos objetos que aparecen de repente en la carretera, como en este caso que os traemos y que tiene como protagonista a un Tesla Model 3 que se encuentra con un 'martillo volador' camino de su cristal frontal. Podéis imaginar el susto tras el golpe porque el conductor ha reconocido que apenas le dio tiempo a verlo venir.

Del Cybertruck al Model 3

Este vídeo resulta especialmente interesante porque es justo la cara opuesta de lo que vimos durante la presentación del famoso Cybertruck, donde los cristales de las puertas laterales acabaron perforados por culpa de sendos lanzamientos de bolas de acero. Imaginad qué ocurriría si algo así se produjera circulando por carretera a 140 km/h.

En el vídeo, que podéis ver justo aquí debajo, se ve a cámara lenta cómo aparece de repente un 'martillo volador' que acaba impactando en la luna frontal del Model 3 de Tesla sin llegar a romperlo. Dentro del mismo vídeo podéis apreciar, de todas formas, los destrozos que provocó y que evitaron que traspasara el cristal y alcanzara a algunos de los ocupantes del vehículo.

En España los cristales laminados son obligatorios desde 1983, elemento del vehículo que ha mejorado notablemente la seguridad vial. Y es que tan peligrosas eran estas lunas en el pasado que el golpe más leve podía reventarlos en mil pedazos y alcanzar a los ocupantes. Eso sin contar que, en caso de no llevar cinturón de seguridad, los pasajeros podían salir despedidos al exterior sin apenas resistencia.

No sabemos hasta qué punto los de Elon Musk se sentirán, con vídeos como este, aliviados de ver cómo la comunidad de propietarios de sus vehículos siguen haciendo campaña por la empresa, mostrando a la que pueden argumentos que rebatan a los millones de haters que se han buscado los norteamericanos. Desde luego, un golpe así con un martillo de metal macizo, lo normal es que provoque daños importantes, ¿no?

Normas