El Ibex modera los descensos y mantiene a flote los 9.600

La mejora de la actividad económica permite a los inversores tomar aire y la Bolsa española limita las caídas al 0,5%

Cadetes iraníes asisten al funeral por la muerte del general Qassem Soleimani.
Cadetes iraníes asisten al funeral por la muerte del general Qassem Soleimani. AP

La tensión geopolítica vuelve a despertar los nervios de los inversores. El ataque efectuado la semana pasada por EE UU, que se saldó con la muerte de general iraní Qassem Soleimani, eleva la tensión entre Oriente Medio y Washington. El temor a que derive en un conflicto bélico sobrevuela el mercado y los inversores prolongaron la corrección. Siguiendo la tendencia del viernes, la salida de dinero de la renta variable hacia los activos refugio se tradujo en un retroceso del Ibex del 0,47%, descenso que en las primeras horas de negociación llegó a rondar el 1,5%. La moderación vivida en la Bolsa española fue suficiente para que el selectivo conserve las ganancias en las tres primeras sesiones del año (0,54%) y se mantenga por encima de los 9.600 puntos.

El Ibex se movió en línea con el resto de índices europeos que aprovecharon la mejora de los indicadores macroeconómicos a ambos lados del Atlántico para suavizar la corrección. El PMI de la eurozona continúa en niveles próximos a la recesión, pero logra cerrar el año mejor de lo esperado gracias al impulso del sector servicios. Un comportamiento que tiene su réplica en EE UU donde el PMI compuesto concluyó 2019 en los 52,7 puntos, cinco décimas más que en noviembre.

IBEX 35 9.886,20 -0,45%
EUROSTOXX 50 3.800,38 -0,59%
USD x EUR 0,9217 -0,582%
JPY x EUR 0,0083 -0,085%
Petroleo Brent 58,370 -1,585%
Oro 1.643,383 1,481%
DOW JONES 28.992,41 -0,78%

La incertidumbre que rodea a Oriente Medio continúa siendo muy elevada y más ahora que aumentan los rumores de nuevas sanciones por parte de EE UU a Irán, pero cualquier dato de mejora de la coyuntura económica sirve de bálsamo, y más después de que a mediados de 2019 el mercado pusiera en precio una recesión. Esto tuvo su mejor evidencia en las principales Bolsas europeas, que pasaron de registrar caídas superiores al 1% a cerrar con recortes cercanos al 0,5%. El Dax alemán fue el índice más castigado con unas pérdidas del 0,7%. Le siguieron el FTSE británico (-0,62%), el Cac francés y el Mib italiano (ambos cedieron un 0,51%) y el Euro Stoxx (-0,55%). Wall Street se fue animando según transcurría la sesión y al cierre, el Nasdaq sumó un 0,56%, el S&P 500, un 0,35%, y el Dow Jones, un 0,24%. 

De regreso a la Bolsa española, Cellnex brilló una sesión más con luz propia. La estrella de 2019 está haciendo méritos para repetir la proeza del pasado ejercicio y tras sumar un 1,27% vuelve a liderar el ránking del Ibex en 2020 con un alza del 6,36%. Las subidas se vieron arropadas por la recomendación de BNP Paribas que inicia la cobertura del valor con una recomendación de comprar y fija como precio objetivo los 49,5 euros. Repsol, en sintonía con el sector petrolero europeo (1%) se vio favorecida por los ascensos del oro negro y avanzó un 0,77%. El tercer puesto del Ibex fue para Bankinter que subió un 0,48%.

En el lado de los descensos sobresalen los valores más cíclicos como Ence (-2,37%), CIE Automotive (-2,08%) y ArcelorMittal (-1,8%). Entremedias se cuela IAG, que cede un 2,3% castigada por las subidas del crudo. En Europa, el sector de viajes (-1,15%), el químico (-0,94%) y el de recursos básicos (-0,85%) fueron los más castigados. Junto al petrolero solo la industria alimentaria (0,23%) escapó a las ventas.

Las Bolsas moderaron los descensos de la apertura, pero la búsqueda de refugio siguió siendo la tendencia imperante. El oro es uno de los activos más seguros y los inversores lo saben. Esto provocó que el metal amarillo marcara máximos de abril de 2013 al situarse en los 1.562,8 dólares la onza. A pesar de la sacudida que está viviendo el mercado en las primeras jornadas de 2020, Ramón Forcada, director de inversiones de Bankinter considera sana la corrección.

En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono español a diez años se mantuvo estable por debajo del 0,4% en sintonía con el bund que concluyó en el -0,29%.

Normas