Las tiendas de ‘apps’ serán la próxima batalla de las tecnológicas

La nueva versión de Fortnite evita pagar a Google Play por las compras realizadas dentro de la aplicación

Estand de Fortnite en la feria E3, en Los Ángeles (California, EE UU).
Estand de Fortnite en la feria E3, en Los Ángeles (California, EE UU).

El desarrollador de Fortnite quiere cambiar las reglas del combate. Epic Games ha propuesto una nueva versión de su popular juego online que reduciría la cantidad que termina pagando a Google. Esta y Apple cobran tasas enormes a través de Google Play y App Store. Los desarrolladores entregan el 30% de lo que gastan los usuarios en las compras in-app (dentro de la app), por ejemplo para realzar la apariencia de su personaje.

Ni Google ni Apple detallan cuánto ganan sus tiendas, pero ambas son grandes y están creciendo. La división en la que Google engloba la suya generó 18.100 millones de dólares de ingresos en enero-septiembre, un 35% más interanual. Apple vendió 46.300 millones en servicios en el octubre-septiembre, un 16% más.

Epic quiere algo de vuelta. Ha presentado una versión de Fortnite para Google Play que tiene su propio sistema de pago, para que Alphabet no se lleve nada. Google ha respondido que espera que todas las aplicaciones jueguen bajo las mismas reglas, pero los 250 millones de jugadores registrados de Fortnite le dan ventaja. Los usuarios también pueden descargárselo en la web de Epic, por lo que si Google no coopera, podría perder tráfico... Y comisiones.

Jugar duro también podría exponer a Google de nuevo a los reguladores. Otras empresas ya han dicho que las tiendas de apps tienen demasiado peso. Spotify ha denunciado ante Bruselas que Apple utilizó su dominio de los smartphones para recaudar un “impuesto” sobre las empresas y dar una ventaja injusta a su propio servicio de música. La pelea no está decidida. Los usuarios de teléfonos con Android pueden descargar apps de otras tiendas o webs. La gestión de la tienda de Apple ayuda a mantener seguras las apps y los datos de los usuarios.

Pero Bruselas ya ha multado a Google con más de 9.000 millones de dólares por abusos antimonopolio desde 2017. La comisaria Margrethe Vestager se ha centrado en cómo utilizan los gigantes tecnológicos su influencia en un área para atraer usuarios a otra. Si las tiendas de apps no bajan el puente levadizo, es posible que se abra por la fuerza en cualquier caso.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías