Ocho anuncios tan polémicos o más que el de la ‘bici machista’ de Peloton

Publicidades equivocadas de grandes compañías provocan cuantiosas pérdidas de dinero

La publicidad es decisiva. En manos de los creativos publicitarios queda el resultado de campañas de ventas millonarias o de productos que han consumido ingentes cantidades de recursos, además de la propia reputación de la empresa. Un buen anuncio puede potenciar el producto y la imagen de marca o limitarse a ser una pérdida de tiempo y dinero. Y, a veces, en muy contados casos, la publicidad resulta contraproducente y castiga la reputación de una empresa, con la consecuencia de pérdidas de ingresos o desplomes en Bolsa.

A raíz del reciente anuncio de la compañía estadounidense Peloton, que fue tachado de "machista" y "sexista", estos son otros ocho ejemplos de publicidades que no pasaron desapercibidas para la opinión pública.

La bicicleta y la ginebra (2019)

La compañía estadounidense Peloton emitió un anuncio hace pocos días en el que una mujer aseguraba haber cambiado completamente su vida desde que su pareja le regalase una bicicleta estática. En el spot se muestra el resumen que hace la mujer de un año de su vida desde que utiliza la bicicleta que cuenta con una moderna pantalla en el frente.

El vídeo se volvió viral en las redes sociales y despertó críticas por "sexista" y "machista" debido al tono y a que se entendió que el regalo era una manera de presionar a la mujer para mejorar su apariencia física. Además, la comediante Eva Victor subió una parodia de la publicidad a su cuenta de Twitter que tuvo más de 4 millones de visitas y Peloton cerró los comentarios en su cuenta de YouTube por las críticas al anuncio. La marca de ginebra Aviation aprovechó la ocasión y contrató a la misma actriz para un papel totalmente opuesto, como si fuese una continuación del anuncio de Peloton, pero con otro final. La compañía estadounidense, que también recibió un informe negativo de la firma Citron Research, perdió más de 1.300 millones de euros de capitalización desde la publicación del vídeo y acumula una caída en Bolsa del 16% este mes.

McDonald's mata al padre (2017)

McDonald’s lanzó una publicidad en 2017 en Reino Unido para promocionar una hamburguesa de pescado. En el anuncio, un niño preadolescente le pregunta a su madre cómo era su padre, a quien no llegó a conocer. Durante casi todo el vídeo la madre describe al hombre con características muy diferentes a la del niño hasta que van a McDonald’s y el niño pide una hamburguesa de pescado. A la mujer se le cambia completamente la cara y, con mucha ilusión, le dice a su hijo que la hamburguesa de pescado era también la favorita de su padre.

La publicidad recibió críticas por utilizar un hecho tan sensible como la muerte de un padre para vender un producto. El anuncio fue objeto de debate durante días en la opinión pública y la cadena estadounidense se disculpó por las molestias que pudo haber causado. 

Desigual y la novia que sabotea preservativos (2014)

La marca de moda Desigual realizó una campaña para el Día de la Madre de 2014 que no pasó inadvertida. Con el lema #túdecides, una joven finge estar embarazada al tiempo que se prueba un vestido. Luego, se quita la almohada que tenía en la barriga, toma unos preservativos de su bolso y los comienza a agujerear con una aguja. Las críticas abundaron en las redes sociales y la compañía fundada en las Islas Baleares hace 35 años retiró el anuncio. 

Nike contra el racismo (2018)

La marca estadounidense publicó un spot en septiembre de 2018 que dio vuelta al mundo y que generó encendidos elogios, pero también duras críticas. Nike eligió a Colin Kaepernick, jugador de fútbol americano y emblema de las protestas antirracistas, como el protagonista de su campaña. EE UU se encontraba en un álgido momento de tensión racial en el primer año de la presidencia de Donald Trump, quien había criticado a Kaepernick por haberse arrodillado mientras sonaba el himno de EE UU en señal de protesta.

"Cree en algo, aunque eso implique sacrificarlo todo", fue el lema de la publicidad de la marca de ropa deportiva. Cientos de usuarios en las redes sociales llamaron a un boicot contra la empresa y subieron vídeos quemando ropa y zapatillas de la marca. La empresa cayó más de un 3% en Bolsa en su mayor descenso en cinco meses. Sin embargo, casi no tardó en recuperarse. Desde septiembre de 2018 las acciones de la compañía han subido un 21%.

Pizza con palillos en Dolce & Gabanna (2018)

La firma de moda italiana se enfrentó a un boicot en China el año pasado debido a un anuncio en el que se ridiculizaba a una mujer de origen asiático al mostrarla intentando comer una pizza con palillos. Después de eso, se viralizaron mensajes del fundador, Stefano Gabbana, en el que afirmaba que China era “un país de mierda” en la red social Instagram. Gabbana contestó que su cuenta de Instagram fue hackeada y que tenía un gran aprecio por China. La compañía tuvo que cancelar un desfile ya organizado en el país asiático y disculparse por el spot. Esta misma firma fue ampliamente criticada en 2007 por otro anuncio, en el que varios hombres rodean a una mujer en una posición que podría sugerir una violación en grupo. La compañía italiana, finalmente, retiró el anuncio a nivel mundial.

Dove limpia la tez de las personas (2017)

La línea de productos de cuidado personal Dove, que pertenece al gigante Unilever, retiró en 2017 un anuncio criticado por racista en el que una mujer de piel negra y camiseta marrón se quitaba la camiseta y, acto seguido, se convertía en una mujer de color blanco, con una camiseta blanca. La empresa pidió disculpas tras recibir, solo en Facebook, más de un millón de comentarios en un día en rechazo de la campaña.

Gillette cuestiona las masculinidades (2019)

La empresa que vende la conocida maquina y hojas de afeitar Gillette despertó polémica al publicar un anuncio en el que llama a los hombres a cuestionar y modificar sus actitudes violentas, machistas, acosadoras y homófobas. El anuncio en Youtube tiene 1,5 millones de clicks en la opción "no me gusta", casi el doble de las de "me gusta" sobre un total de casi 33 millones de visualizaciones.

Lush y los policías infiltrados (2018)

La marca de cosmética Lush despertó críticas en 2018 en Reino Unido con un spot que rememora la infiltración de policías en grupos de activismo político a partir de la década de los sesenta y setenta. En el anuncio, una mujer dialoga con su pareja, que en realidad se trataba de un policía infiltrado y, posteriormente, la escena se recrea en la comisaría.

La marca, conocida por realizar publicidades con un marcado contenido social, no retiró el anuncio, aunque la Asociación de Policías de Reino Unido, que cuenta con 140.000 afiliados, remitió una carta de protesta a la autoridad de control, que decidió no sancionar a Lush. “A pesar de que la campaña pueda tener buenas intenciones, es insultante y dañina para con la policía”, aseguró la portavoz del sindicato, Sara Thornton. 

Las mujeres no se quejan, según El Corte Inglés (2019)

Ocho anuncios tan polémicos o más que el de la ‘bici machista’ de Peloton

El Corte Inglés publicó una serie de fotografías de mujeres para el Día de la Madre de este año que fueron criticadas por asociaciones de consumidores y por usuarios de redes sociales: acusaron al grupo de lanzar una publicidad sexista. “97% entregada, 3% egoísmo. 0% quejas, 100% madre” era el lema de la campaña publicitaria. La Generalitat Valenciana abrió un expediente sancionador por “posible publicidad sexista” y “reproducir estereotipos de género”. El Corte Inglés se defendió y sostuvo que la publicidad estaba enfocada en “rendir un homenaje a las mamás”.

Normas