El Ibex cae un 2% por el castigo a las energéticas y los aranceles de Trump a Brasil y Argentina

La actividad manufacturera de EE UU se contrae y baja a los 48,1 puntos

ibex 35 Pulsar para ampliar el gráfico

La alegría duró poco. El Ibex 35 arrancó el mes con optimismo, alentado por la actividad manufacturera de China. Si bien el PMI del gigante asiático superó las expectativas y registró su mejor dato desde finales de 2016 (51,8 puntos), los nuevos aranceles de EE UU al acero y aluminio de Brasil y Argentina sirvieron de excusa para la corrección. La Bolsa española se dejó un 2,09% y en cuestión de horas pasó a pelear por los 9.400 a luchar por no perder los 9.100 puntos. El selectivo se anotó la mayor caída en dos meses, cuando los inversores empezaron a poner en precio un Brexit duro.

Los descensos no fueron exclusivos de la Bolsa española. Los principales índices del Viejo Continente registraron pérdidas entorno al 2% mientras en EE UU las caídas fueron algo más moderadas con el Dow Jones y S&P 500 bajando un 0,7% y el tecnológico Nasdaq, un 1,25%. Los inversores temen que la recta final del año se asemeje a la de 2018, ejercicio en el que se impuso la corrección ante las expectativas de subidas de tipos y la ralentización. Esta vez el escenario es otro y las fuertes revalorizaciones acumuladas en los últimos 11 meses sirven de colchón para salvar el año.

La reedición de las tarifas se limita a Brasil y Argentina, países a los que el presidente de EE UU acusa de devaluar su divisa. No obstante, para Kim Catechis, responsable de estrategia de inversión en Martin Currie (filial de Legg Mason) en el caso de Brasil es una venganza por la bonanza de los agricultores de soja, que se han beneficiado de la guerra comercial al reemplazar las ventas de Washington a Pekín.

Trump aprovechó y puso a China en la diana. Como señala Andrés Aragoneses, analista de Self Bank, “todo indica que tenemos guerra comercial para los próximos meses”. El secretario de comercio de EE UU, Wilbur Ross, afirmó en declaraciones a la Fox, que Trump está dispuesto a seguir incrementando los aranceles a los bienes chinos La fecha límite para evitar un nuevo tarifazo es el 15 de diciembre, día en que entrarían en vigor los nuevos aranceles si no hay pacto.

La firma del acuerdo se hace cada día más necesaria para frenar la desaceleración. Aunque, de momento, el mercado no descuenta un escenario de recesión, la debilidad económica sigue estando presente. Una muestra de ello fueron los PMI manufacturero de la eurozona y EE UU, que cayeron a los 46,9 y 48,3 puntos, respectivamente. Los expertos señalan que si no se alcanza un acuerdo antes de final de año, habrá que esperar a 2021 porque el próximo año las elecciones presidenciales en EE UU centrarán la atención. Se prevé una campaña muy polarizada en la que Trump hará todo lo que esté en sus manos para lograr la reelección.

Ningún valor se libró de la quema, pero MásMóvil (4,35%), Indra (-3,95%) e Iberdrola (-3,74%) fueron los que registraron un peor desempeño. La energética se sumó a las caídas del sector en Europa –fue el más castigado y cedió un 2,74%–, lastrado por la alemana RWE (-5,43%) ante la incertidumbre que genera la nueva elección de los líderes del partido socialista germano, muy críticos con la repetición de la gran coalición y partidarios de las políticas de reducción de las emisiones de CO2, lo que complicaría las compensaciones a la compañía por el abandono del carbón.

Los inversores aprovecharon el inicio del mes y las noticias referentes a la guerra comercial para acelerar el ajuste de sus carteras. Esto fue suficiente para que la rentabilidad del bono español a diez años recuperase el 0,5%, algo que no sucedía desde mediados de julio. El alza de las rentabilidades añade mayor presión a las utilities y constructoras. Ferrovial bajó un 3,71%; Endesa, un 3,04%; Naurgy, un 3,01% mientras Red Eléctrica y Enagás perdieron un 2,48% y un 2,43%, respectivamente.

Las entidades no escaparon a los descensos, aunque estos fueron más moderados. Bankia cedió un 0,2%; CaixaBank, que fue elegido por Morgan Stanley como su opción preferida en el sector bancario, retrocedió un 0,56%; Bankinter, un 0,79%; Sabadell, un 0,81% y Santander y BBVA bajaron un 1,55% y un 1,84%, respectivamente.

El colofón lo puso el Brent, que cae un 2%, hasta los 61 dólares. Esta semana se reúne la OPEP y el mercado descuenta una reducción de la producción para sostener los precios en un escenario de caída de la demanda.

Normas