De mercadillo en mercadillo sin perder la cabeza

Mágicos, insólitos, tradicionales o de lo más populares

Dónde ir en Praga, Ciudad del Cabo, Madrid y Estocolmo

Navidad Praga
Mercado navideño en la plaza de la Ciudad Vieja de Praga. Turismo de Chequia

El año se esfuma, pero diciembre cuenta con la ventaja de tener muchos días festivos para hacer una escapada. Llegan las primeras nevadas, el alumbrado navideño adorna las calles y los típicos mercadillos nos devuelven a la infancia. Allí íbamos a comprar el árbol –con una eterna duda: ¿abeto o pino?–, los adornos y las figuritas del belén, a tomar un chocolate con churros o simplemente a disfrutar del ambiente.

Aproveche el último puente del año para hacer las maletas e ir de mercadillo en mercadillo.

De cuento

La magia de Praga se multiplica hasta el infinito si viaja durante la temporada de Adviento. Su mercadillo, en pleno casco histórico, en la preciosa plaza de la Ciudad Vieja, pasa por ser uno de los más bellos de Europa y el más grande de Chequia. Un gran árbol de Navidad recibe al viajero y, para sorpresa de este y sobre todo de los más pequeños, en su base se sitúa un pesebre con animales vivos.

Alrededor de la plaza puestos de todo tipo. No deje de probar el típico vino caliente o galletas de vainilla ni de comprar alguna marioneta o juguetes de madera. Vuelo Madrid-Praga desde 324,32 euros con Czech Airlines. Un hotel: Occidental Praha Wilson, desde 98 euros la noche.

Exótico

Navidad Ciudad del Cabo
Abeto en el Waterfront V&A de Ciudad del Cabo.

No es un mercadillo al uso, pero el animado Waterfront V&A de Ciudad del Cabo cobra una vida muy especial en diciembre. En este popular muelle se topará con pequeñas bandas entonando canciones navideñas con divertidas coreografías; las numerosas tiendas y mercados variopintos se llenan de luces y adornos en un marco rodeado por construcciones centenarias. Allí encontrará bulliciosos bares y restaurantes de vanguardia. Las vistas al mar son un plus.

Los tradiciones villancicos del jardín botánico, del 12 al 15 de diciembre, si puede estirar la escapada, son todo un acontecimiento. El evento se celebrará por todo lo alto en el Rotary Club de Kirstenbosch. Se ahorrará el mal tiempo y la nieve. Vuelo Madrid-Ciudad del Cabo, con escala en Londres, desde 642,62 euros con Iberia. Para dormir: The Westin Cape Town, desde 193 euros por noche.

En casa

Navidad Madrid
Mercadillo navideño en la Plaza Mayor de Madrid. Getty Images

El alumbrado navideño, la lotería de Doña Manolita y el mercado de la plaza Mayor convierten Madrid en el destino más popular de diciembre entre los españoles. 104 casetas se ordenan alrededor de este histórico ruedo donde podrá comprar adornos, tradicionales instrumentos musicales navideños –como panderetas y zambombas– y artículos de broma. El mercado original del siglo XVII estaba en la cercana plaza de Santa Cruz.

Otro de los alicientes son los belenes –hasta diez colocará este año el consistorio–. Los más famosos: el del Palacio de Cibeles (ayuntamiento), la Puerta del Sol (en la sede del Gobierno autonómico) y en la propia plaza Mayor. Otro belén destacado es el que se exhibe en el Salón de Alabarderos del Palacio Real, con sus figuras napolitanas. Un hotel: Hyatt Centric Gran Via Madrid, desde 280 euros la noche.

De lo más natural

Las luces navideñas, la nieve y las antiguas casas de colores que lo rodean componen una estampa de lo más romántica del mercado de Gamla Stan, el más famoso y antiguo de Estocolmo –hay visitas guiadas temáticas–, aunque encontrará muchos otros repartidos por las coquetas plazas de la capital sueca, como el de Skansen –de pago y abierto solo el fin de semana–; si viaja con niños, vaya al de los Establos Reales, donde podrán montar en poni y contemplar los caballos y carruajes del rey.

Vuelo Madrid-Estocolmo desde 745 euros con Finnair. Para dormir: Grand Hotel Stockholm, desde 507 euros por noche.

Normas