Alexa tiene sentimientos, lo demuestra con sus nuevas respuestas inteligentes

Alexa tiene sentimientos, lo demuestra con sus nuevas respuestas inteligentes

Será difícil diferenciar personas de robots.

Amazon ha estado trabajando en mejorar Alexa en todos los sentidos, uno de ellos es para conseguir que sus respuestas tengan entonaciones, otra que nos transmita sentimientos como la alegría. Cada vez las cualidades y el realismo de Alexa son mayores.

La sensación y capacidad de transmitir emociones de Alexa ha aumentado un 30 %, gracias a la tecnología impulsada por Neural Text-to-Speech, una sección expresamente creada por la compañía Amazon.

Alexa puede estar emocionada o triste

Desplegándose primero en Estados Unidos, pero expandiéndose progresivamente al resto de países como España, podremos hacer preguntas a Alexa, recibiendo respuestas que se adapten a nuestra cuestión. Un ejemplo puede ser que le preguntemos por el resultado de nuestro equipo de fútbol, al cual si ha perdido, Alexa nos responderá triste. De esta forma, nos transmitirá el resultado y todos los detalles, además de esa clásica entonación desganada que nos caracteriza a los humanos cuando no estamos emocionados.

Si por ejemplo estamos jugando a un juego con Alexa y nuestra respuesta es correcta, Alexa puede transmitirnos el resultado de una forma muy alegre, haciendo que sintamos como si realmente hubiera una persona jugando con nosotros. Cómo podemos comprobar en los vídeos, Alexa enfatiza para que seamos conscientes desde el primer momento de que lo siente tanto como nosotros.

Esto puede ofrecer muchos beneficios, los cuales se irán extendiendo poco a poco al resto de skills y funcionalidades de Alexa. El mundo de los asistentes virtuales sigue evolucionando para permitirnos mejores y más precisos resultados.

El realismo llega a otro nivel en la inteligencia artificial

La entonación y el estilo que utiliza Alexa para hablar también se han mejorado, pudiendo adaptarse según el contenido. Si Alexa se dispone a contarnos las noticias del día, utilizará un tono más serio, para adaptarse a los contenidos que está ofreciéndonos y que nos haga pensar que realmente estamos oyendo un boletín de noticias.

También puede optar por un tono más musical, el cual sentimos más identificado con presentadores de programas en la radio, alejados del tono serio que podíamos encontrarnos en las noticias.

Sin duda alguna, cada vez será más difícil diferenciar una inteligencia artificial de personas completamente reales. Una evolución que nos ofrece grandes ventajas pero a su vez puede causar algo de temor.

Normas