Consejero delegado de Sophos

Kris Hagerman: “Si nos compra Thoma Bravo, Sophos logrará crecer más”

“En Iberia tenemos 9.000 clientes, con un crecimiento de cerca de 2.000 clientes por año”

Kris Hagerman, consejero delegado de Sophos
Kris Hagerman, consejero delegado de Sophos

Kris Hagerman, consejero delegado de Sophos desde 2012, ha visitado Madrid apenas tres semanas después de que el fondo de inversión estadounidense Thoma Bravo sellara un acuerdo con el consejo de administración de su compañía para comprar el 100% de este gigante británico de la ciberseguridad por 3.900 millones de dólares (3.583 millones de euros). El directivo defiende durante la entrevista que la operación es una “excelente” oportunidad para Sophos. “Nos permitirá crecer aún más en el negocio de las tecnologías de ciberseguridad de última generación”.

El pasado 14 de octubre se anunció el acuerdo para la venta de Sophos. ¿Qué les hace pensar que esta es una buena opción? ¿No podía mantenerse la empresa independiente?

Estamos convencidos de que la venta a Thoma Bravo es una excelente oportunidad. Va a ser un nuevo paso en la evolución de la historia de Sophos. Cuando salimos a bolsa en Londres en 2015, la firma se valoró en 1.600 millones de dólares y ahora, cinco años después, la oferta de Thoma Bravo por Sophos es de 3.900 millones. El hecho de que la oferta suponga un incremento del 38% sobre el valor de las acciones es uno de los motivos que ha llevado a nuestro consejo de administración a recomendar a los accionistas aceptar la oferta, pero también creo que la oferta va a aportar un gran valor a clientes, partners y empleados de la compañía dada la experiencia que tiene Thoma Bravo en trabajar con empresas de ciberseguridad [a finales de 2018 también compró las firmas del sector Imperva y Vercode] y que ha permitido que todas ellas evolucionen de una manera importante.

¿Y cómo prevé que pueda variar la dinámica de Sophos tras la compra?

Una de las cosas de las que más orgullosos estamos en Sophos es de la evolución que hemos tenido con nuestras soluciones de próxima generación de ciberseguridad. En seis años hemos pasado de no tener negocio en ese segmento a generar en el último año fiscal más de 350 millones de dólares, con un crecimiento de más de un 30%. Este es uno de los elementos que ha llevado a Thoma Bravo a querer invertir en Sophos, y pensamos que con esta toma de control lo que lograremos será crecer aún más en ese negocio.

¿Priorizarán algunas áreas de negocio sobre otras tras cerrar la adquisición?

Debo aclarar que lo que hay es una oferta de adquisición, pero esta no se materializará hasta febrero del año próximo y si pasa una serie de trámites como su aprobación por el conjunto de los accionistas. Por tanto, no puedo hacer comentarios que afecten a la operación porque la ley británica me lo impide. Pero sí hay cosas que se han hecho públicas por parte de Thomas Bravo y sobre ellas sí puedo comentar. La primera, que Sophos seguirá siendo una compañía independiente. La segunda, que seguirán trabajando con el equipo de dirección actual en desarrollar todo lo que tiene que ver con nuestra solución de Next Generation Security. Y la tercera, que continuarán desarrollando el crecimiento de la compañía en cuota de mercado y en beneficios.

Si se vende la compañía a este fondo estadounidense, ¿no pierde Europa y, concretamente el Reino Unido, una empresa referente, además en un área clave como la ciberseguridad?

La buena noticia es que Sophos va a continuar desarrollándose como un líder en el mercado global de la ciberseguridad. Hace 7 años cuando yo me incorporé a la compañía teníamos 150.000 clientes y hoy tenemos más de 400.000. Entonces, la facturación era del orden de 350 millones de dólares y en el último año fiscal fue de más de 760 millones de dólares. Tenemos más de 3.600 empleados distribuidos por todo el mundo. Estamos muy orgullosos de tener nuestra sede central en Inglaterra, pero solo el 10% de nuestro negocio se hace allí; el 90% es global. Nuestro compromiso de seguir siendo una compañía global y líder en ciberseguridad sigue estando ahí, independientemente de que estemos en la bolsa de Londres o no, porque si se materializa la compra seríamos una compañía 100% privada.

¿No temen ser comprados por un fondo que busque una oportunidad cortoplacista? ¿No hubiera sido mejor su venta a otra empresa tecnológica?

Bueno, es que Sophos es una compañía cotizada y fue Thoma Bravo quien se acercó a nosotros. Lo que ha visto el consejo de Administracion es la valoración que hacen de la compañía y que lo que puede aportar merece la pena. En cualquier caso, no es la primera experiencia que tenemos con una empresa de private Equity. En 2010, Apax compró una participación importante de Sophos, valorándola entonces en 800 millones de dólares, y fue una alianza de éxito para ambos. Y ahora pensamos que va ocurrir lo mismo, porque estamos muy impresionados de la capacidad y el conocimiento que tiene Thoma Bravo en el sector de la tecnología y, más en particular, en el de ciberseguridad.

¿Usted ha pactado ya con el fondo continuar en la compañía o salir de ella en algún plazo si se formaliza la operación?

No. No hay ninguna discusión sobre el futuro del management porque legalmente no puede darse hasta que no se cierre la compra.

La oferta de compra de Thoma Bravo manda una señal clara de que el negocio de la ciberseguridad tiene mucho recorrido. ¿Cómo prevé que evolucione?

Así es. El mercado de la ciberseguridad mueve unos 45.000 millones de dólares, con un crecimiento del 7-8% al año. Es uno de los sectores más grandes y con mayor crecimiento en el mercado de tecnologías de la información. En las encuestas que se hace a los responsables de sistemas de información de las empresas, da igual el tamaño de estas, la prioridad número uno es la ciberseguridad, porque si no mantienen seguras sus empresas, todo lo demás se desmorona. Y Thoma Bravo quiere hacer crecer su nivel de exposición al sector de la ciberseguridad.

¿En qué áreas de ciberseguridad se está creciendo más y cómo se posiciona en ellas Sophos?

Son las que tienen que ver con lo que denominamos soluciones de próxima generación. Frente a la seguridad tradicional que daba respuesta a cada problema de forma individual, Sophos desarrolla soluciones que dan respuesta a las amenazas de forma anticipada y conjunta, coordinando la protección de todos los dispositivos y anticipando los posibles ciberataques. Nuestro producto estrella, en cuanto a la protección y detección en el puesto de trabajo, es Intercept X. En Firewall, tenemos XG Firewall, y recientemente lanzamos la solución Cloud Optix para la protección en la nube pública. Todos estos productos utilizan inteligencia artificial para dotarles de un componente más avanzado y se gestionan desde una única consola (Sophos Central), que está en la nube. Y todos los productos se comunican entre sí utilizando lo que llamamos seguridad sincronizada.

¿Qué peso tiene Sophos España en el conjunto de la compañía?

No damos datos locales, pero ya ve nuestras nuevas oficinas [más grandes]. Estamos y seguimos creciendo en el mercado de Iberia, donde tenemos un gran equipo de gestión. Creo que nuestras soluciones encajan muy bien en el mercado español y portugués porque son muy intuitivas y fáciles de utilizar e implementar, y tienen todos los atributos que necesita un mercado como el español. En la actualidad, tenemos 9.000 clientes entre España y Portugal, con un crecimiento de cerca de 2.000 clientes por año.

Respecto a la competencia, ¿quién le da más miedo, sus rivales tradicionales del sector de la seguridad o nuevos entrantes como Google o Amazon?

Lógicamente miramos a los competidores, pero miramos muchísimo más las soluciones que necesitan nuestros clientes y nuestros partners, a los que intentamos darles las soluciones que requieren. Eso es lo que nos preocupa, nos interesa y nos ocupa.

Pero hace unos días Amazon anunció que dejaba de utilizar las bases de datos de Oracle para utilizar las suyas propias y con Amazon Web Services, al igual que Google con Google Cloud van creando cada vez más soluciones propias de diferentes campos.

Sophos colabora con Amazon, igual que colaboramos con Azure de Microsoft y con Google Cloud. Son ventanas a las cuales nosotros podemos aportar ciberseguridad.

Normas