Stoke Newington, el último bastión del Londres independiente

Un barrio con alma de pueblo en el norte de la capital británica

Stoke Newington
Mansión Clissold e iglesia de St. Mary.

Somos gente de barrio y más de un barrio de gente así. Saciados de los domingos de Shoredich y los clichés del Candem, huimos de las masas del centro en busca de la nueva esencia alternativa que apunta al norte de Londres (N16).

Entre el río Lea, Dalston, Stamford Hill y Highbury aparece en el corazón del distrito de Hackney, un barrio con alma de pueblo que se mantiene alejado del metro y de la gentrificación. Y sigue sin estar de moda.

‘Foodies’ y cazadores de tendencias: esta es su nueva meca

En Stoke Newington huele a vegano y a orgánico, a un bagel y un kebab. Aquí se pasea entre judíos ortodoxos y hípsteres en bicicleta, se compra en un mercado de ropa usada o en la tienda de un diseñador, se toma una pinta artesanal o un café con leche de almendras. Al lado del parque más macabro de Londres se encuentra uno de los más idílicos, con ciervos saltando y jóvenes padres jugando con sus hijos. Ecléctico, desenfadado y multicultural. Así es Stokie y así son sus tentaciones para exprimir el otoño.

Recetario trendy

Bicis, el medio por excelencia.
Bicis, el medio por excelencia.

Exploramos los entresijos de esta zona de edificios bajos y balcones coloridos, de vidrio entre la hierba y el asfalto, desde sus dos arterias principales, referencia del recetario trendy de Londres: Stoke Newington High Street y Stoke Newing­ton Church Street.

Lo mejor y lo peor de Church Street es que no tiene estación de metro ni de tren, ni las quiere. Escoja entre su sofisticado catálogo de pubs, cafés y restaurantes de autor para dar la vuelta al mundo y al barrio redescubriendo oficios como el de panadero, librero, florista, carnicero, zapatero y hasta lutier. Recuerde: alma de pueblo.

Esquina entre Church St. y High St.
Esquina entre Church St. y High St.

Para un homenaje a la auténtica cerveza de barril, The Three Crowns, un pub estilo british con un poco de barniz hípster. Para un whisky de malta, Stoke Newington Tea House y para un cóctel, Ryan’s Bar N16. Pero volvamos a lo sano. En The Good Egg disfrutará de un brunch de altura y para cualquier propuesta orgánica sírvase en Fresh & Wild.

Con la silueta de la iglesia de St. Mary (siglo XVI) y hasta el Clissold Park descubrirá centros de yoga, tiendas de diseño y boutiques independientes con gusto por los años treinta. Pero si se trata de ropa hablaremos del templo de lo vintage: Beyond Retro, en el 92-100 de Stoke Newington Rd. Deambule por esta calle a la caza del restaurante internacional más sabroso. Turcos, portugueses, griegos, indios, vietnamitas, tailandeses… Todo se prueba aquí.

Un cementerio popular

Nos adentramos ahora en el lugar más macabro del N16. El cementerio gótico de Abney Park es la primera necrópolis-jardín de Europa, muy frecuentada en su día por Edgar Alan Poe y en el nuestro por runners y paseadores de perros.

La cantante Amy Winehouse grabó aquí el videoclip de Back to Black, poniendo de moda este camposanto del siglo XIX. Camine por sus avenidas de lápidas que se funden con la naturaleza en un halo de misterio y abandono.

Una madre y su hijo en Clissold Park.
Una madre y su hijo en Clissold Park.

Pero el principal foco verde de Stoke Newington es el Clissold Park (22 hectáreas), que toma su nombre de la mansión del siglo XVIII reconvertida en una agradable cafetería entre jardines, huertos, pistas de tenis y recintos con ciervos. En una de sus esquinas se vislumbran los torreones de The Castle, un excelente lugar para iniciarse en la escalada y para fundirse con el espíritu de comunidad que inunda este barrio. El último bastión del Londres independiente.

Normas