Alimentación

Danone redujo un 4% sus ventas en España y suma siete años a la baja

Sus ingresos bajaron a 764 millones en el ejercicio 2018

Danone redujo un 4% sus ventas en España y suma siete años a la baja

Danone volvió a experimentar un nuevo año a la baja en su negocio en España. El ejercicio 2018 fue el séptimo consecutivo en el que la compañía de productos lácteos redujo sus ventas en el país, después de que estas alcanzaran los 764 millones, un 4% menos respecto a las cifras de 2017, tal y como consta en sus cuentas recién depositadas en el Registro Mercantil. Si se compara con 2011, último en el que registró un incremento de las ventas, rozando los 1.100 millones, la caída es del 30%.

El retroceso de la facturación no se tradujo, por contra, en una merma de su resultado neto. El beneficio de Danone SA creció un 3,7% el año pasado, llegando a 97 millones, íntegramente destinado a dividendos a la matriz, como es práctica habitual en la firma. El alza se explica por los menores deterioros que la compañía realizó sobre sus activos durante el año pasado, y que penalizaron en mayor medida los resultados de 2017.

Categorías

La categoría que la compañía denomina “leche fermentada”, que básicamente corresponde a la venta de yogures en sus distintas variedades y marcas continúa siendo, con diferencia, la principal generadora de ingresos para la filial española. En 2018 representó el 86% de las ventas, según refleja la memoria financiera, un punto porcentual más que en el año anterior, aunque esto no evita una caída de los ingresos: ese 86% de 2018 equivalió a unas ventas de 657 millones, alrededor de un 3% menos que en el año anterior.

Una tendencia que Danone experimentó durante el ejercicio pasado a nivel mundial. La división de productos esenciales, donde se encuadran estos productos, redujo sus ventas un 7%. En los tres trimestres cerrados del ejercicio 2019 esta categoría sí ha mejorado un 1,2% sus ingresos, pero el volumen de producto vendido ha caído un 2,6%. En el caso español, Danone ha tenido que enfrentarse en los últimos años al auge de la marca blanca, una vía de negocio inexplorada para la compañía francesa. En su escueto informe de gestión la filial española, que desde verano dirige Paolo Maria Tafuri tras sustituir a Jean Philippe Paré, explica que en el ejercicio pasado “se confirmaron las previsiones sobre la tendencia de la actividad”.

Danone SA cerró el año con 1.216 empleados, dos más que en 2017. Esta mantiene provisionados los más de 23 millones de euros que pedía la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) por la rea­pertura del expediente del cártel lácteo. Esta, en su segunda propuesta de sanción, rebajó el montante exigido a Danone a 20 millones.

Normas