Dynabook (antiguo Toshiba) prevé vender más de 100.000 portátiles en España este año

La firma representa el 3% del negocio mundial de Sharp, tras su adquisición en 2018

Mantendrá la inversión del 5% de sus ingresos en I+D

Dynabook
Emilio Dimas, director general de Dynabook Iberia.

Dynabook, marca que recoge el testigo de Toshiba en el mercado de portátiles tras la compra del 80,1% de esta división en octubre de 2018 por Sharp, ya representa el 3% del negocio mundial de este grupo y prevé vender más de 100.000 ordenadores portátiles en España este ejercicio.

Así lo aseguró este jueves Emilio Dumas, director general de Dynabook Iberia, quien recordó que la compañía lleva operando en este país desde hace 30 años, durante los cuales ha vendido más de cinco millones de portátiles. Solo en 2018 vendió más de 60.000 equipos, con una cuota de mercado que osciló entre el 4% y el 5% a lo largo del año.

“Nuestro objetivo ahora es consolidar la nueva marca y mantener nuestra posición en los clientes y mercados donde ya operábamos, como banca y seguros y, en general, en grandes cuentas y empresas multinacionales”. Igualmente, dijo Dumas, uno de sus objetivos prioritarios es el sector educativo, un área donde la compañía ha puesto siempre foco.

“Creemos que, después de los vaivenes vividos por la compañía el año pasado y una vez diseñada la propuesta de futuro de Dynabook, no vamos a tener problemas para crecer. Nuestras primeras reuniones con los mayoristas y con los clientes así lo demuestran, sobre todo después de ver las prestaciones de nuestros nuevos equipos”, añadió Dumas, que aclaró que pese al cambio de nombre, el negocio de la compañía ha mantenido la misma estructura, procesos de fabricación y equipos comerciales y de atención al cliente.

La firma centra hoy su oferta en los portátiles profesionales con las gamas Satellite Pro (de entrada), Tecra (gama media) y Portégé (alta), pero no descarta su vuelta al mercado de consumo en Europa, de donde salieron en junio de 2016.

El directivo indicó que la estrategia de Dynabook es mantener la inversión del 5% de sus ingresos en I+D, donde centrarán sus esfuerzos en la obtención de materiales más ligeros, mejor conectividad, mayor autonomía y mejor calidad visual y táctil de sus pantallas. En este sentido, Dumas avanzó que la compañía planea lanzar en 2020 el portátil de 13 pulgadas más ligero del mercado y procesador Intel de 10ª generación, así como el primer All-in-one con pantalla 8K desmontable.

“Diferenciarnos siempre ha sido parte del ADN de la marca y no vamos a renunciar a ello. Fuimos pioneros al lanzar el primer portátil con HDD interno y las primeras pantallas TFT color o panorámicos de 17”, y nuestro objetivo es seguir innovando y manteniendo la calidad de nuestros equipos”, reiteró.

Para ello, continuó, la firma mantendrá el control de la producción de su fábrica de Hangzhou (China). Dynabook cuenta con el respaldo de Foxconn, tercer grupo mundial en el entorno de las TI y propietario a su vez de Sharp, para optimizar la eficiencia de la producción y de la logística, así como reducir los costes en lo que se refiere a la compra de componentes. Foxconn fabrica muchos de los productos de empresas como Apple, HP o Sony.

Normas