El ministro de Finanzas alemán se abre a completar la unión bancaria europea

Olaf Scholz se muestra a favor de crear un fondo de garantías de depósitos común

Olaf Scholz
El ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz, junto a la canciller, Angela Merkel.

El ministro de Finanzas alemán, el socialdemócrata Olaf Scholz, dio un giro este miércoles respecto a las trabas que hace años pone Alemania para la implementación integral de la unión bancaria europea. "La necesidad de profundizar y completar la unión bancaria europea es innegable", reconoció Scholz y agregó que "después de años de discusión, el punto muerto tiene que terminar".

La principal potencia económica europea se dispone, de esta manera, a aceptar la creación de un fondo de garantías de depósitos común. Y a aceptar también que se reduzca la interdependencia entre los bancos y sus países de origen, tal como lo vienen pidiendo las instituciones europeas, como el Banco Central Europeo (BCE), que dio algunos pasos en esa dirección al supervisar a los prestamistas más importantes y al crear un nuevo marco para lidiar con las dificultades de la banca europea. 

El convenio de seguros de depósitos conjunto es el obstáculo más difícil en el acuerdo para la implementación completa de la unión bancaria, ya que países como Alemania se oponían a tener que rescatar a otros países, si fuese necesario. El ministro alemán dijo que los sistemas bancarios nacionales tiene que continuar siendo el principal resguardo de defensa ante una crisis, pero abrió la puerta a que, si eso no sucede, se pueda recurrir al fondo común europeo. 

"Este no es un pequeño paso para un ministro de Finanzas de Alemania", lanzó Scholz, aunque también repitió que los bancos de cada país deben reservar capital cuando compran deuda soberana, al igual que lo hacen con otros préstamos. Actualmente, los bonos soberanos en los balances de los bancos son considerados como "libres de riesgos" por parte de las autoridades regulatorias. 

Reacciones

Las reacciones al anuncio del ministro de Finanzas alemán no tardaron en llegar. Según Reuters, Francia recibió con buenos ojos las palabras de Scholz. El Gobierno de Emmanuel Macron considera que el próximo jueves en la reunión de los ministros de Finanzas europeos es probable que se llegue a un acuerdo, en base a la información de Reuters según fuentes gubernamentales de la nación gala.

Las buenas reacciones a las palabras de Scholz también llegaron de la banca de su propio país. Karl von Rohr, presidente del Deutsche Bank, el mayor banco alemán, también valoró de manera positiva la iniciativa del Gobierno alemán que lidera la canciller, Angela Merkel, en declaraciones que realizó en un evento de Bloomberg en Francfórt.

Normas