Tecnología

Indra eleva su beneficio un 18,5% hasta septiembre e impulsa sus ingresos un 5%

El aumento de beneficios es consecuencia fundamentalmente de la mejora en la rentabilidad operativa y del menor gasto en impuestos

Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.
Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.

Indra cerró los primeros tres trimestres del año con un beneficio neto de 65 millones de euros, un 18,5% más que en el mismo periodo de 2018, cuando sus ganancias fueron de 55 millones. La compañía tecnológica también ha logrado incrementar los ingresos, la contratación, la cartera de pedidos y el resultado de explotación (Ebit). Según ha indicado la empresa a la CNMV, el aumento de beneficios es consecuencia principalmente de la mejora en la rentabilidad operativa y del menor gasto en impuestos respecto a los nueve primeros meses de 2018, que se vieron afectados por una sanción de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) no deducible fiscalmente en el tercer trimestre.

 

El resultado bruto de explotación (ebitda) de enero a septiembre de este año fue de 223 millones, casi un 22% más que en el mismo periodo del año anterior. Los ingresos de la multinacional alcanzaron los 2.288 millones de euros entre enero y septiembre de este año, un incremento del 5,2%. El resultado de explotación creció un 10,2% hasta los 127 millones, principalmente por la mejora de la rentabilidad de las operaciones en la división de Minsait y pese a una menor contribución del negocio de elecciones.

La facturación de la compañía aumentó tanto en la división de transporte y defensa, donde crecieron un 4,8%, como en la de tecnologías de la información (Minsait), en la que crecieron un 5,5%. Por geografías, destacaron los crecimientos en moneda local del 3% en España (que supone el 50% de las ventas totales) y del 15% en América (21% de las ventas totales) y del 7% en Europa (17% del total). Por el contrario, las ventas cayeron en Asia, Oriente Medio y África (-1% en moneda local) por el negocio de elecciones. Estas ventas supusieron el 12% del total. 

La cifra de contratación entre enero y septiembre fue de 2.632 millones de euros, un 6,7% más, debido al fuerte crecimiento de la división de Minsait, que aumentó un 10%. Por su parte, la cartera de pedidos alcanzó los 4.378 millones, un 8,6% más, gracias a su división de transporte y defensa como a Minsait.

A 30 de septiembre, la plantilla de Indra era de 49.082 empleados, lo que supuso un incremento interanual del 15%. El 90% de ese aumento se produjo en Minsait en Latinoamérica.

La deuda neta de la multinacional alcanzó los 730 millones de euros en los nueve primeros meses, frente a los 686 millones del mismo periodo del año anterior.

En el tercer trimestre, Indra logró un beneficio neto de 31 millones, un 72,8% más que en el mismo periodo del año anterior. Las ventas subieron un 3,6% hasta los 701 millones. 

"Los resultados de los nueve primeros meses de 2019 destacan por el sostenimiento del crecimiento orgánico de los ingresos y la mejora de la rentabilidad que vienen caracterizando todo el ejercicio 2019, así como por la normalización del capital circulante que ya se produjo en el tercer trimestre", señaló el presidente ejecutivo de Indra, Fernando Abril-Martorell. El directivo añadió que los resultados hasta septiembre continúan estando en línea con sus expectativas de crecimiento y rentabilidad para el conjunto del año y destacó la nominación de Indra como coordinador nacional industrial del programa FCAS (Futuro Avión de combate Europeo), "un paso decisivo" para fortalecer "nuestra capacidad competitiva".

Normas