Tecnología

Nokia eleva sus ventas en España un 7%, pero reduce su beneficio un 5,8%

Nokia Spain recortó su plantilla en 2018, pero su gasto de personal subió un 0,4% tras la fusión entre Nokia Solutions and Networks Spain y Alcatel-Lucent España

Sede de Nokia en Finlandia.
Sede de Nokia en Finlandia.

Las ventas de Nokia Spain crecen. La filial española del fabricante de equipos de red cerró 2018 con una cifra neta de negocios de 488,4 millones de euros, apenas 34 millones más que un año antes, según las cuentas presentadas por la compañía en el Registro Mercantil. La facturación aumentó un 7% como consecuencia de la consolidación del negocio tras la fusión por absorción de Nokia Solutions and Networks Spain. Esta variación positiva se trasladó al margen bruto, que creció en un porcentaje del 3,03%, pasando de 154,1 millones de euros en 2017 a 158,8 millones el pasado año.

El incremento en su facturación se vio acompañada de un aumento del volumen de aprovisionamientos (9%) como consecuencia del aumento de la actividad. Sus exportaciones se elevaron un 23,2% y ya representan un 16,9% del total de ventas, gracias al negocio generado por el Centro de Ventas de Software especialmente en Latinoamérica.

La sociedad presentó un beneficio después de impuestos positivo, al igual que en 2017, pero se vio reducido en un 5,81% al pasar de 12,3 a 11,6 millones. La firma achaca este decrecimiento principalmente a un acortamiento de los márgenes operativos como consecuencia de un endurecimiento de las condiciones del mercado. El beneficio antes de impuestos, por su parte, también presentó una evolución negativa del 14,18%, pasando de 15,3 millones a 17,8 millones. Esto supuso el pago de un importe menor de impuestos, al pasar de 5,4 millones a 3,6 millones, un 32,95% menos. El resultado de explotación (Ebit) fue igualmente positivo, pero evolucionó de forma negativa. Pasó de 20,9 a 16,4 millones.

Nokia Spain cerró 2018 con 961 empleados (58 menos que en 2017). Sus gastos de personal subieron un 0,4% como consecuencia del proceso de integración y armonización del convenio colectivo tras la fusión entre Nokia Solutions and Networks Spain y Alcatel-Lucent España. La sociedad continuó en 2018 con el proceso de reestructuración iniciado en 2017, si bien su coste no ha afectado el resultado del ejercicio al ser refacturado a la matriz de la sociedad dentro del marco de su modelo de negocio.

La compañía también advierte que se ha producido un ligero afloramiento de activos por impuesto diferido (228 millones de euros) a raíz de la activación de créditos fiscales conforme a la aplicación de las políticas y regulación vigentes y como consecuencia de la consolidación de los créditos procedentes de Nokia Solutions and Networks Spain tras la fusión.

La compañía señala que sus existencias cayeron un 27% en 2018 como consecuencia del grado de maduración y estabilidad en la ejecución de algunos proyectos. “Tras la integración del porfolio tras la fusión se ha conseguido optimizar notablemente el inventario y agilizar su rotación”, detalla la firma, que también informa de que los saldos con los deudores han experimentado un fuerte retroceso de 20 millones (49,8 millones en 2017), principalmente debido a la descongelación de las operaciones de factorización y descuento de los saldos de sus principales clientes comerciales.

“Esta situación ha implicado una clara mejoría de la generación de caja y reducir las necesidades de financiación interna por parte del grupo. Pero, al mismo tiempo, ha permitido acumular un volumen de inversiones financieras en empresas del grupo a corto plazo por importe de 34 millones de euros”.

Normas