Las estrategias de los bufetes para seducir a los jóvenes abogados

Las medidas de conciliación y la opción de trabajar en el extranjero atraen a los ‘millennials’

Jóvenes abogados Pulsar para ampliar el gráfico

Las prioridades de los jóvenes abogados han cambiado. Los factores que tradicionalmente han sido decisivos para escoger en qué despacho querían iniciar y desarrollar su carrera los recién licenciados, como el prestigio de la marca o el sueldo, han perdido peso a favor de otras razones. De hecho, en la actualidad, los horarios flexibles, la formación contínua o la opción de hacer carrera internacional se sitúan como elementos decisivos para atraer el talento. Así lo pone de manifiesto el informe 2019 Millennial Attorney Survey, elaborado el medio estadounidense Above the Law, que identifica el equilibrio entre el trabajo y la vida privada como el principal elemento para que los jóvenes juristas elijan firma. De hecho, el 75% afirma que cambiaría una parte de su sueldo por más tiempo libre, un horario flexible o un recorte en las horas facturables.

“Cada vez más jóvenes demandan medidas de conciliación, a pesar de que no tengan este tipo de necesidades cuando se incorporan al despacho”, señala Fidel Alonso-Allende, director de Desarrollo de la facultad de Derecho de la Universidad de Navarra. Los bufetes son conscientes de esa tendencia e incorporan, cada vez más, iniciativas que faciliten la flexibilidad. Ejemplo de ello son los programas de Agile Working de Linklaters, Cuatrecasas, Hogan Lovells, Broseta, Ecija o Ejaso ETL Global, que ofrecen la posibilidad de llevar a cabo horarios elásticos, evitar reuniones en horas inadecuadas e, incluso, teletrabajar.

Baker McKenzie, por su parte, cuenta con el programa bAgile, que incluye todo un paquete de medidas flexibilidad pensadas para promover la productividad y la eficiencia de los profesionales. Así, se les da la posibilidad de teletrabajar dos días por semana, o de comprar hasta 5 días libres adicionales de vacaciones.

Trabajar en el extranjero

La proyección internacional es otro de los factores que los bufetes identifican como especialmente atractivos para los letrados jóvenes. Así, firmas como Allen & Overy, Uría Menéndez, DLA Piper, Pérez Llorca, Dentons, Garrigues, Gómez-Acebo & Pombo o Hogan Lovells, entre otros, ofrecen a los juniors de segundo o tercer año programas de intercambios que posibilitan el traslado a una oficina extranjera durante un periodo determinado (los hay desde un par de semanas hasta varios años).

En este sentido destaca especialmente el Programa Pro Abogacía Internacional de Cuatrecasas. El proceso consta de tres fases: cuatro rotaciones por diferentes departamentos, realización de un máster en una universidad internacional (normalmente en EE.UU.) y, por último, una estancia en una oficina de otro país.

Realidad virtual

El trato personalizado y la formación continua son otro de los aspectos que, según Alonso-Allende, más priorizan los alumnos. En esta línea, la firma estadounidense Latham & Watkins ha incorporado en su sede un programa de realidad virtual que permite a los estudiantes de Derecho que lo soliciten presenciar tanto el proceso completo de una operación de M&A de alto riesgo como la de una investigación de un delito financiero (incluyendo interrogatorios a testigos). Por otro lado, las labores sociales también suponen un importante valor añadido: “los milenials están más comprometidos con su entorno”, asegura el experto. Por ello, muchos bufetes cuentan con programas propios de pro bono que permiten desde asesorar de forma gratuita a entidades sin ánimo de lucro, como impartir clases de Derecho en cárceles o centros de integración de inmigrantes.

Más allá de oportunidades profesionales, la seducción también pasa por generar un clima laboral favorable. Así, y con el objetivo de reforzar los vínculos entre letrados y su compromiso con la firma, Deloitte Legal orgnizó este septiembre una escapada de 10 días a una casa rural con todas las nuevas incorporaciones, tanto juniors como estudiantes en prácticas. Además de recicibir formación, los jóvenes se reunieron con socios y clientes, realizaron casos prácticos e hicieron una acampada.

Más dinero para los 'juniors'

Subir salarios. A pesar de que el interés por el bienestar haya crecido, el factor económico sigue siendo una de las motivaciones principales. Conscientes de esta realidad, en 2018 los bufetes subieron los sueldos tanto a becarios como a juniors un 2,5% y un 4% respectivamente, según el informe Análisis comparativo de las retribuciones en los despachos en España 2019, elaborado por Signium International.

Normas